Un crack. El mejor